Diagnóstico y tratamiento de la condición de la tiroides

Los síntomas de la tiroides son similares a los síntomas de otras enfermedades, y es por eso que es muy difícil para nosotros darnos cuenta de esta enfermedad. El primer signo es perder peso, el segundo signo es la fatiga o irritabilidad. Estas señales se deben al estrés en el trabajo o en el hogar. Sin embargo, el aumento repentino de peso o la pérdida de peso, la irritabilidad, la fatiga y la debilidad muscular son signos de enfermedad tiroidea. La única forma de resolver esta enfermedad es acudir al médico especialista y realizar un examen exhaustivo.

Métodos de diagnóstico comunes

El médico especialista necesita hacer algunos análisis para descubrir la glándula. Estos análisis se basan en los resultados cardíacos, neurológicos, de la piel y de la visión.

El primer ensayo recomendado es la TSH o la hormona estimulante de la tiroides, que tiene la función de calcular la cantidad de hormona en la sangre. Si tenemos una mayor cantidad de hormona en la sangre, indica que el problema se debe a un exceso de producción, y si tenemos una pequeña cantidad de hormona, indica que la glándula no produce suficientes hormonas. Otros análisis de sangre pueden incluir anticuerpos libres de T4, receptores de TSH o TSI y pruebas de anticuerpos contra la tiroides.

Además de estas pruebas, su médico también puede realizar una exploración glandular de la glándula inyectando o tragando una pequeña cantidad de yodo radiactivo. Si el yodo aumenta o disminuye, indica que tenemos hipotermia o hipotiroidismo.

También podemos realizar un ultrasonido de la glándula. Esto es para ayudarnos a determinar el tamaño y los tipos de nódulos que están presentes en la glándula. Además de este ultrasonido, también tiene la posibilidad de aspirar con una aguja fina. Esto generalmente se hace utilizando un ultrasonido como guía. Después de esta prueba, se obtiene un tejido, que luego se examina con un microscopio para detectar cualquier signo de cáncer.

Opciones de tratamiento eficaz

     El camino para esta enfermedad no es en casa. Debe acudir a un médico para obtener una evaluación médica y un tratamiento adecuados.

     La tiroides más común se trata con yoduro radioactivo. La forma en que este tratamiento es muy bueno para el cuerpo, puede detener o suprimir completamente la producción de hormonas. En casos más graves, la cirugía puede ser tratada.

Si cree que tiene signos de tiroides, vaya a su médico para encontrar la causa de la enfermedad para que pueda tratarla lo antes posible.

Posted in Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.